20 detenidos por desahucios

Por Ernesto Montero Acuña

Nicolás Guillén en su Son del desahucio escribió que “el problema es muy serio, porque no hay con qué pagar”, cuando los desalojos en Cuba eran semejantes a los de la España actual, si bien menos peores.

La madrileña web Teinteresa publicó el 8 de noviembre del 2012 que, desde el estallido de la burbuja hipotecaria -así la llama sin precisar fecha-, unos 350 mil hogares se han quedado sin techo y con la deuda a cuestas, según dato del mes de marzo, ya que desde entonces hasta el penúltimo mes del año habían aumentado en el 13,4 por ciento.

Cuba mostraba una injusticia menos semejante, pues el desalojo se producía por no pagar al propietario el alquiler de la vivienda que habitaba el inquilino, que no poseía hogar propio. Mas, en la península de los antecesores de más de la mitad de los cubanos, se despoja al propietario que habita su vivienda, y luego se ve obligado, además, a amortizar su deuda bancaria.

La crisis ha originado que el muy cubano Son del desahucio se haya convertido en “El nuevo himno de combate del 15 M”, que reivindica al cantante español Hilario Camacho, ya fallecido, quien en 1968 había grabado el poema en “su primer single”.

Sigue leyendo