Según el filósofo John Gray:

Las sociedades a las que se les está imponiendo austeridad no la aceptarán indefinidamente.

Pacientes que no son atendidos porque no pueden pagar en los hospitales que solían atenderlos sin cobrarles, graduados sin posibilidades de ningún tipo de empleo y propietarios de pequeños negocios forzados a dormir en la calle cuando sus empresas fracasan no van a aceptar un período indefinido de pobreza y desesperanza.

Con la contracción inexorable de la economía, el consenso político de austeridad se desmoronará. Tarde o temprano surgirán líderes que aceptarán que Grecia tendrá que abandonar el euro, aunque el proceso sea extremadamente traumático.

Estoy seguro de que una vez Grecia se salga de la trampa, otros países le seguirán. Mejor un período finito de reajuste agonizante bajo un gobierno propio que una falta de esperanza sin fin bajo un gobierno controlado por una burocracia europea distante.

Texto completo de su artículo, tomado de BBC Mundo.

Europa, todo un disparate

Redacción

BBC Mundo

Sigue leyendo