Por AbcdeCuba   

    

El acuerdo PSOE-PP en España, como parte del Pacto del Euro y del Plan de Gobernanza, instrumenta la concertación de los ricos contra los más pobres, lo que no excluye a la clase media.
Lo anterior queda desmenuzado por Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa, en su artículo publicado en Rebelión, el 26 de agosto de 2011, esencial para comprender la naturaleza del fenómeno y el alcance de las medidas en marcha.
Limitar la magnitud de la deuda es el mecanismo mediante el cual se les pretende trasmitir indirectamente a las clases afectadas que el desempleo, la supresión de beneficios sociales, la privatización de bienes públicos y, por tales razones, el incremento de los gastos de insolventes sectores populares son necesidades de la nación para asumir sus compromisos y salir de la crisis.
Cuando el mecanismos es realmente inverso.
Programas de ajustes llaman a esta fórmula recesiva, que si algún beneficio podría tener, sería el de hacerles comprender a sectores populares y de clase media –y a los jóvenes como más afectados- que el procedimiento solo contribuirá a empeorar su situación.
Lo peor es que esto conduce ya al mundo desarrollado en crisis a guerras de recolonización, que convertirán a muchos en pasivos corderos, camino del matadero, o cuando menos en homicidas de sus semejantes.
El acuerdo del PSOE y el PP va más allá de un pacto nacional entre los dos partidos predominantes en España. Es la fórmula que aplica el poder transnacional desde la Unión Europea en crisis hasta los Estados Unidos en lo mismo.
Es la crisis de un sistema cuyas nubes de hoy se tornarán en tormentas mañana.     

Sigue leyendo