Por AbcdeCuba

El revolucionario Ernesto Che Guevara, asesinado en Bolivia por instrucciones de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, acuñó la frase “en el imperialismo  no se puede confiar ni tantico así” y señalaba con los dedos índice y pulgar comprimidos.

    Tal aseveración es sostenida por generaciones de cubanos, que la asumen con el propósito de preservar su sistema político y la vida de una población que se considera, históricamente, bajo el interés geopolítico estadounidense.

En su defensa, Cuba emplea la conocida batalla de ideas, cuyo hecho inicial más relevante fue la lucha por la devolución del niño Elián González, retenido en Miami contra la voluntad de su familia y, especialmente, de la de su padre. Sigue leyendo