Por  AbcdeCuba

En declaraciones a la corresponsalía de Telesur en Cuba, el cantautor Silvio Rodríguez dijo estar muy feliz por la liberación de René Gonzalez, y también, porque la primera canción que él escuchó y cantó en libertad fuera El Mayor

Esta obra musical de su autoría fue estrenada por Silvio el 11 de mayo de 1973 en la Plaza de San  Juan de Dios, de Camagüey, con motivo de l centenario de la caídad en combate  de Ignacio Agramonte, El Mayor, contra fuerzas colonialistas españolas en los campos de Jimaguayú, al suroeste de la ciudad .

La esposa de René, Olga Salanueva, había contado a Cubadebate que esa canción de Silvio, dedicada al patriota cubano Ignacio Agramonte, la cantó el antiterrorista en el carro que lo llevó de la cárcel de Marianna (Florida) hacia el lugar donde se reuniría con su familia, después de 13 años preso.

El Mayor
Silvio Rodriguez

El hombre se hizo siempre

de todo material,
de villas señoriales
o barrio marginal.
Toda época fue pieza
de un rompecabezas
para subir la cuesta
del gran reino animal
con una mano negra
y otra blanca mortal.

Mortales ingredientes
armaron al mayor,
luz de terratenientes
y de revolución,
destreza de la esgrima,
sucesos como un preso
Amalia abandonada
por la bala, la vergüenza,
el amor. O un fusilamiento
un viejo cuento modelaron su adiós.
Va cabalgando
el mayor con su herida
y mientras más mortal
el tajo es más de vida.
Va cabalgando
sobre una palma escrita
y a la distancia
de cien años resucita.

Trota sobre la espuma
seguido por un mar
de negros en machete
y sin encadenar
ordena a su corneta
un toque de a degüello
y a un siglo de distancia
entona nuestra canción
y con recia garganta
canta, espanta lejos la maldición.

Va cabalgando…

“Cuando me llamó se le sentía eufórico -contó Olga, a quien EEUU no le dio visa para que pudiera esperar a su esposo a la salida de la prisión-. Nuestras hijas lo filmaban para que yo pueda ver lo que me perdí. Luego me llamó nuevamente, iban en un auto hacia el lugar donde se alojará estos días hasta presentarse al oficial de probatoria y él iba cantando, a voz en cuello, una canción de Silvio, El mayor, que es su favorita. Las niñas le llevaron fotos, libros y discos con las canciones que a él le gustan.”

“Gran felicidad porque al fin René está libre, me imagino que debe estar eufórico y debe ser un sentimiento ambivalente… René debe sentir por un lado felicidad de estar libre y por otro pena de que sus 4 compañeros continúen encarcelados”, dijo Silvio a los reporteros del canal multiestatal, que divulgaron sus palabras a través de la cuenta @TeleSUR_Cuba en la red social Twitter.

El cantautor lamentó que EEUU haya impedido a René encontrarse con Olga. “Es muy duro para René González no poder reunirse con su esposa”, dijo.

En su blog Segunda Cita, Silvio había dado cuenta temprano en la mañana de la liberación de René: “Fue a las 4 de la madrugada. Lo poco que durmió, si es que lo hizo, fue en “El hueco” (celda de castigo), a donde lo llevaron anoche. Olguita, su esposa, que nunca ha tenido permiso para entrar a los Estados Unidos, habló con él. No sé lo que hablaron, pero debe haber sido indescriptible. Felicidades, René. ¡Libertad para los Cinco!”

Canción para un “Diamante con alma de beso”

Miércoles, 23 de Diciembre de 2009

Por Miozotis Fabelo Pinares
Con las notas de una canción creció la leyenda del Héroe del Camagüey Legendario.  En el acto conmemorativo por el centenario de la caída en combate de Ignacio Agramonte, el trovador Silvio Rodríguez estrenó la canción  El Mayor, devenida símbolo en esta tierra.

Camagüey significa mucho para mí, y tengo muchos recuerdos de esta provincia, entre ellos, sin dudas, la canción dedicada a El Mayor…”

Aquella noche del 11 de mayo de 1973, el pueblo acudió a la Plaza de San Juan de Dios, en la capital camagüeyana donde cien años antes, habían sido  ultrajados los restos de Agramonte.  Entonces, la palabra de Fidel sintetizó aquella historia, convertida en canción por el trovador…

“Para mí fue un gran esfuerzo hacer esta canción, pues estaba tan preocupado queriéndola hacer, que no me salía, y estuve como seis meses trabajando en ella.  Y por último me salió en diez minutos, y de inmediato hice el arreglo que hoy todos conocen…

“Para mí fue una grata experiencia, fundamentalmente por la deuda que siempre he tenido con el símbolo de El Mayor, por lo que significa, desde los recuerdos que tengo de mi niñez, porque El Mayor es una de las figuras de nuestras guerras libertarias que más me impresionó desde que yo era un niño…

“Y entonces era como una deuda…  era una de las  deudas de “Testamento”.   Entonces empecé a leerme biografías  de El Mayor, libros de historia sobre la Guerra de los Diez Años,  documentos, en fin, mucha bibliografía revisé en aquellos meses.  Y llegó un momento en que tenía tanta información, que entonces no sabía qué hacer…  Quizás hubiera sido mejor que me hubiera dejado llevar sólo por mis sentimientos de la infancia; es probable que hubiera escrito una canción mejor…

“Traté de hacer como cinco o seis canciones y todas me salían como un ladrillo; y justo cuando ya no había tiempo fue que me salió  esta  que se conoce.

“Ese mismo día que hice la canción, escribí el arreglito ese; y al día siguiente la grabamos con el Grupo de Experimentación Sonora del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos ( ICAIC), en los estudios de la calle Prado, en La Habana.

Tema Musical El Mayor

Va cabalgando El Mayor con su herida
Y mientras más mortal el tajo
Es más de vida.

La canción se estrenó en la velada conmemorativa de homenaje a Ignacio Agramonte, en la Plaza de san Juan de Dios, en la ciudad de Camagüey, ocasión en la que el Comandante en Jefe dio una magistral clase de Historia de Cuba.

Para  Silvio Rodríguez,  estrenar la canción, devenida símbolo para los agramontinos, gentilicio por el que se conoce también a los camagüeyanos, fue mucho más:

“Sí, era la primera vez que yo cantaba delante de Fidel, y eso lo recuerdo muy vívidamente…”

El pueblo escuchó revivir a su Mayor a través de las notas de una canción, y la voz del trovador tejió la leyenda que se perpetúa.

* Así lo calificó José Martí, el Héroe Nacional de Cuba.

** Periodista camagüeyana y corresponsal de la prensa nacional.