Por AbcdeCuba

Nuevos documentos sobre la invasión a Cuba por Playa Girón, en un sitio costero también identificado internacionalmente como Bahía de Cochinos, fueron divulgados  por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, cuyo gobierno organizó el ataque hace 50 años.

La Agencia  mantiene, sin embargo,  su negativa a desclasificar el volumen cinco sobre los sucesos, ocurridos en abril de 1961.  La revelación se debe a una demanda presentada por el Archivo de Seguridad Nacional (NSA) ante una corte federal en Washington.

Este publicó en un texto que explica la “participación (de la CIA) en la conducción de la política exterior” y  refleja información detallada sobre sus negociaciones con los gobiernos de entonces en Guatemala, Nicaragua, Panamá y el Reino Unido en apoyo a la invasión.

El volumen describe los esfuerzos de la administración de John F. Kennedy para mantener la cooperación de Guatemala, donde se entrenaron los mercenarios dirigidos por la Agencia estadounidense y las ofertas para ganar el apoyo de Nicaragua.

“Estos son los últimos restos de documentos secretos de la agresión de Estados Unidos contra Cuba”, señaló Peter Kornbluh, director del Proyecto de Documentación sobre este país antillano en el Archivo.

La CIA  reconoció la conveniencia de permitir que el público examine esta debacle importante en la historia secreta de la política exterior estadounidense, señaló Kornbluh,  jefe del proyecto del Archivo, en la Universidad George Washington.

Destacó asimismo que la agencia “sigue negándose a liberar el volumen cinco de la historia oficial”.  En este, presumiblemente, aparece “una gran variedad de errores… de cálculo y engaños que caracterizaron a la fracasada invasión”, precisó.

La parte tres de la historia oficial fue desclasificada anteriormente y su contendido se refiere al asesinato del presidente John F. Kennedy. Se dio a conocer que el Archivo difundiría una evaluación detallada de la historia.

En julio un grupo investigador exigió que la CIA revelara los cinco volúmenes del reporte oficial de lo ocurrido.

Con base en la Ley de Libertad de Información, el Archivo de Seguridad Nacional había presentado una solicitud para que se conociera el resto de la historia en el 2005, pero la CIA la retuvo indebidamente.

Para Kornbluh, 50 años constituyen demasiado tiempo como para que no se haga público el resto de la historia oficial.

Los documentos sobre  dejan en claro las sucias negociaciones de la CIA para contar con el apoyo entonces de los referidos países de América Central y de Gran Bretaña, según reportes de prensa.

El NSA introdujo la demanda para que la Agencia desclasificara los papeles, en coincidencia con la celebración del  aniversario 50 de la fracasada invasión el 17 abril de 1961, cuando mil 400 atacantes,  entrenados, equipados y financiados por Estados Unidos, atacaron sin éxito por la costa sur de Cuba.

De acuerdo con el pedido del NSA, la CIA desclasificó varios tomos de su historia oficial relacionados con lo que resultó, en menos de 72 horas, una victoria de las fuerzas comandadas por Fidel Castro en las playas de Bahía de Cochinos, 200 kilómetros al sureste de La Habana.

“La CIA ha tenido finalmente la sabiduría para dejar que el público indague en esta gran debacle en la historia encubierta de la política exterior de Estados Unidos”, dijo Kornbluh.

Según los documentos colocados en la página en internet del NSA,   se revela cómo el gobierno del presidente John Fitzgerald Kennedy buscó la ayuda de Guatemala, donde se entrenó un grupo de los atacantes, y cómo ganó el apoyo del régimen de Anastasio Somoza en Nicaragua.

El NSA, que divulgó en el pasado gran cantidad de documentos relativos a Bahía de Cochinos, señala que colocará en los próximos días en su sitio web más papeles del nuevo lote desclasificado por la CIA, relativos a la primera gran derrota de su país en América Latina y el Caribe.