Fernando Ravsberg | 2011-07-28, 12:35

Un grupo de estudiantes de secundaria en un albergue de Batabanó, durante su “escuela al campo”. (Foto: Raquel Pérez)

Si les cuento que se acabaron la FAPI, las BET y las BUTS los lectores de otras latitudes se quedarán en blanco. Pero estas extrañas siglas harán que los cubanos se trasladen en el tiempo hasta sus años de estudiante.

Se trata de las Fuerzas de Acción Pioneril, las Brigadas Estudiantiles de Trabajo y las Brigadas Universitarias de Trabajo Social. Era la fórmula utilizada para organizar el aporte laboral de los estudiantes en los tres niveles de la enseñanza.

Sigue leyendo